lunes, 26 de octubre de 2015

de HAVILLAND DHC-6 200 FF Twin Otter – Matr. AE-259 – Cerro Ñuñorco Chico, Tucumán



En agosto de 1974, comenzó una operación que consistía en estacionar efectivos y medios del Ejército Argentino en la ciudad de Tucumán, entre ellos una sección de cuatro helicópteros Bell UH-1H Huey que realizaban operaciones de reconocimiento aéreo de forma regular, además cumplía con funciones de transporte de tropas, patrullaje, escolta aérea armada, sostén logístico y apoyo a la comunidad. Estas actividades estaban encuadradas en un esfuerzo que las fuerzas armadas realizaban en el marco de la conocida como “lucha antisubversiva” que se desarrollaba bajo la conducción del comandante de la V Brigada de Infantería (Br. I. V), General. Luciano B. Menéndez. Estas actividades llegaron a un nivel de un operativo formal respaldado por decreto presidencial secreto en febrero de 1975. 


Vale recordar que por entonces la provincia de Tucumán estaba ocupada en sus zonas rurales y boscosas por el denominado Ejército Revolucionario del Pueblo, que pretendía formar un estado independiente que fuera reconocido por las Naciones Unidas como estado beligerante. El gobierno democrático que se encontraba en ese momento por María Estela Martínez de Perón ordenó a las Fuerzas Armadas Argentinas el planeamiento militar con el fin de eliminar al terrorismo subversivo.
Junto a los UH-1H fueron utilizadas en estos operativos diversas aeronaves de transporte para el traslado de tropas y pertrechos, incluido aviones de la Fuerza Aérea Argentina como los C-130 Hércules.


El 5 de enero de 1975, pasando el mediodía, el de Havilland DHC-6 200 FF Twin Otter matrícula AE-259, número de serie 140, que fue incorporado al Escuadrón de Aviación de Apoyo General 603 el 20 de agosto de 1968 y que se encontraba en servicio en la Sección de Aviación del III Cuerpo de Ejército fue declarado en emergencia mientras sobrevolaba la Quebrada del Aconquija entre Tafí del Valle y Acheral. El avión había despegado desde Córdoba con destino a Tucumán, trasladando al comandante del III Cuerpo de Ejército, General Enrique E. Salgado, al comandante de la Br. I. V, General Ricardo A. Muñoz, y 8 oficiales de sus estados mayores cumpliendo un vuelo de traslado de autoridades y reconocimiento de la zona selvática de la provincia donde se suponía operaba la guerrilla.


Tras perderse contacto con la aeronave desde el aeropuerto Benjamín Matienzo se declaró en emergencia, utilizándose distintas aeronaves en su búsqueda, entre ellas un avión Piper y dos helicópteros para rastrear la zona. Las condiciones de vuelo se dificultaron debido a la meteorología, sin embargo las mismas continuaron hasta la noche sin resultados positivos temiendo lo peor ya que no había ninguna comunicación con los ocupantes del avión.
Al día siguiente a primera hora de la mañana continuó la búsqueda en condiciones meteorológicas adversas. Lamentablemente, luego de varias horas de rastrillaje, en el que intervinieron personal de policía montado a caballo, tropas de la Guardia de Infantería, Gendarmería y efectivos del Ejército Argentino destacados en la zona de Famaillá, se avistaron los restos del avión totalmente destruido en un radio de 20 metros, confirmándose que la máquina se había estrellado a unos 2.000 m de altura contra una ladera del Cerro Nuñorco Chico. En el lugar se observó los restos del avión incendiado luego del impacto y todos sus ocupantes perecieron carbonizados 


El accidente fue utilizado publicitariamente por la guerrilla, ya que la unidades de propaganda difundieron la versión de que el AE-259 había sido derribada por fuego de ametralladoras antiaéreas obtenidas por el ERP en el copamiento del Batallón de Comunicaciones 141 (B Com 141) de Córdoba el día 28 de febrero de 1973., que hicieron impacto sobre el timón del avión, haciendo que se precipitara contra el terreno. Como consecuencia del atentado, el Operativo Independencia vio postergada su iniciación debido a que debía nombrarse a los comandantes del 3er Cuerpo de Ejército y Brigada V y sus estados mayores.
A causa del ataque perdieron la vida 13 integrantes de esa fuerza:
  • Comandante del 3er Cuerpo de Ejército General Br. Enrique Eugenio Salgado
  • Comandante de la 4ta. Brigada de Infantería General Br. Ricardo Agustín Muñoz.
  • Coronel Eduardo Wilfredo Cano, integrante del Estado Mayor.
  • Teniente Coronel Oscar Rubén Bevione, integrante del Estado Mayor.
  • Teniente Coronel Pompilio Schilardi, integrante del Estado Mayor.
  • Teniente Coronel Pedro Santiago Petrecca, integrante del Estado Mayor.
  • Mayor Roberto Dante David Biscardi, integrante del Estado Mayor.
  • Mayor Pedro Antonio Zelaya, integrante del Estado Mayor.
  • Mayor Héctor Abel Sánchez, integrante del Estado Mayor.
  • Mayor Aldo Emilio Pepa, integrante del Estado Mayor.
  • Capitán Roberto Carlos Aguilera, piloto y comandante de la aeronave.
  • Teniente 1ro Carlos Eduardo Correa, copiloto.
  • Sargento 1ro Aldo Ramón Linares, mecánico de vuelo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario