viernes, 10 de abril de 2015

FMA I.Ae. 27 Pulqui I


Este avión, único modelo fabricado, es un avión a reacción diseñado y construido íntegramente en  Argentina. Fue el primer avión de este tipo en fabricarse en Latinoamérica, y el noveno en todo el mundo, inaugurando una nueva etapa en la historia la tecnología aeronáutica nacional. Desde ese momento, la Argentina ingresaba al privilegiado círculo de países en capacidad de proyectar, construir y poner en vuelo aviones propulsados a reacción.

El proyecto Pulqui (flecha en idioma mapuche)  comienza en 1946 cuando el gobierno del entonces presidente de la nación Juan Domingo Perón da via libre a la construcción de un avión a reacción al Instituto Aerotécnico de Córdoba (luego Fábrica Militar de Aviones y hoy FAdeA). El director del Instituto, que en ese entonces era el Comodoro Ingeniero Juan Ignacio San Martin, encarga el diseño a los ingenieros argentinos Enrique Cardeilhac, Norberto L. Morchio y Humberto J. Ricciardi.
Dos visionarios el Comodoro Ingeniero Juan Ignacio San Martín De la Colina


Una vez iniciado el proyecto el Ministerio de Aeronáutica se enteró que se encontraba en el país el ingeniero francés Emile Dewoitine, reconocido industrial aeronáutico colaboracionista de la ocupación alemana en Francia en 1944. Inmediatamente comenzaron las tratativas para contratarlo e incluirlo en el equipo de trabajo del proyecto Pulqui. Así Dewoitine se unió al equipo del Instituto en la División de Proyectos Especiales N°1.
Caricatura de la epoca donde se representa al ingeniero francés Emile Dewoitine y el Pulqui I

Dewoitine había llegado a la Argentina tras su fugaz paso por España, escapando de la justicia francesa, con la intención de construir su propio proyecto de avión de reacción, el D 700. En muchos artículos se lo cita como único responsable del diseño del Pulqui, y si bien tuvo una participación preponderante, el avión fue el resultado de un trabajo de equipo y fue muy distinto del proyecto personal de Dewoitine.

En septiembre 1946 comenzaron la fabricación de las primeras piezas del prototipo; El diseño era de construcción totalmente metálica de alas eran bajas prácticamente sin flecha y de forma trapezoidal con las puntas elípticas, resultado de un estudio llevado a cabo en el propio Instituto Aerotécnico (luego cortadas rectas para mejorar el rendimiento).



Interesante toma del interior del fuselaje, en la que se observa el sistema de comando por barra rídiga.

El perfil alar llevaba la designación o código IAe 242-1. Era de flujo laminar y tenía una estructura monolarguera con revestimiento en aluminio en su totalidad resistente a la torsión y contenían los únicos tanques de combustible de 1.200 litros de capacidad. Las superficies de control eran también de revestimiento metálico y estaban balanceadas estática y dinámicamente. Los comandos eran por barras metálicas rígidas.

Inicialmente fue propulsado con el motor Rolls Royce Derwent 5, número de serie 10003, con el que voló 9 horas y 55 minutos. Posteriormente fue reemplazado por el Rolls Royce Derwent 5, el número de serie 10004, el cual fue instalado el 20 de agosto de 1948. Un dato curioso es que este último motor fue instalado en el Gloster Meteor C-051 y realizo a su bordo el último vuelo de ese avión el 31 de diciembre de 1970. El C-051 se conserva en el aeroclub Baradero (Provincia de Buenos Aires) y el motor Derwent 5 1004 fue restaurado y puesto en exhibición en el Museo.
Motor Rolls Royce Derwent V utilizado por el Pulqui I

El tren de aterrizaje era de tipo triciclo retráctil, accionado hidráulicamente, y en caso de emergencia podía expulsarse en su totalidad. Los frenos funcionaban por aire comprimido. La célula estaba calculada para soportar 14G positivas y 12 negativas.

Mientras tanto se construyó una maqueta de madera en tamaño 1:1 para pruebas en el túnel de viento del Instituto, cosa que no se cumplió en tanto la maqueta fue utilizada para evaluar los accesos y tapas.
Detalles de la maqueta de madera 1 en 1 para pruebas aerodinámicas.

En imágenes de la secuencia del proceso de fabricación se puede ver con total claridad la ausencia de espacio para armamento, así como la implantación de la cabina y motor, lo que descarta de plano las teorías que refieren que el avión era una adaptación de una célula diseñada para motor a pistón adaptada a una turbina. 



Su construcción finalizó en 1947 y la designación original del avión fue D-700 en alusión al diseñador francés, pero luego se re designo IAe-27. El primer vuelo se realizó al mando del entonces Teniente 1º Edmundo “Pincho” Weiss a las 17:25 del 9 de agosto de 1947 desde una de las pistas de la Escuela de Paracaidistas de Córdoba, que tiene orientación sur a norte haciéndolo desde la cabecera sur, y tuvo una duración de 10 minutos; fue llevado a ese lugar por vía terrestre porque la pista era más apropiada. Edmundo Weiss fue el piloto oficial del programa y lo voló en todos los vuelos de prueba.
Nótese las punteras de ala ya recortadas.

Los primeros vuelos demostraron que el avión sufría una importante falta de potencia y un bajo rendimiento en general, por lo que una de las modificaciones más visibles fue la reducción de su envergadura en 75 cm con el fin de aumentar la velocidad máxima, que era de 720 km/h en lugar de los 850 km/h esperados.

El 22 de septiembre de 1947, el teniente Weiss voló el prototipo hasta Morón, cerca de la ciudad de Buenos Aires,con escalas en Córdoba, donde realiza una carga de JP1El día 22 de ese mes, fue exhibido en vuelo publicitado como un éxito del "Plan quinquenal" ante el Presidente de la Nación Juan Perón, y luego de mostrarse al público en la exposición de la Avenida 9 de julio, en la Semana Aeronáutica, junto al Lincoln B-001 entre otros, en Buenos Aires finalizando su periplo regresando a Córdoba el 10 de diciembre.
Traslado hasta la avenida 9 de Julio. Aquí se ve sus punteras redondeadas como salio de fabrica.

La presentación oficial del avión se realizó frente al General Peron el 8 de octubre de 1948, junto con la del I.Ae. 30 Ñancú y la del avión presidencial Vickers Viking T-64, primer avión presidencial argentino, volando los tres aviones en formación.

El programa se extendió hasta finales de 1948, cuando fue superado por el proyecto del I.Ae. 33 Pulqui II. A partir de la construcción del Pulqui II, el I.Ae. 27 Pulqui pasó a denominarse Pulqui I.
Vista en primer plano del I.Ae. 33 Pulqui II

Finalizadas los vuelos de prueba diversos pilotos de renombre lo volaron en distintas circunstancias. Entre ellos se destacan el Capitán Jorge Conan Doyle, quien lo voló el 18 de setiembre de 1953 desde Córdoba a Marcos Juárez, aterrizándolo allí por la Semana Aeronáutica; Rogelio Balado, quien lo voló en dos ocasiones en 1954. Nelio González lo voló siendo considerado, según se dice, el último en hacerlo hasta marzo de 1956, cuando fue retirado de servicio definitivamente.


A principios de 1960 fue entregado al Museo Nacional de Aeronáutica, en Morón, siendo exhibo a la intemperie durante años como gran parte del parque de aeronaves que integraba la muestra. En 1995 fue retirado y llevado por vía aérea a las instalaciones del Área Material Rio Cuarto (AMACUAR), en la provincia de Córdoba,  donde comenzó un largo trabajo de restauración que duró hasta 1997.
El Pulqui I expuesto en el predio del MNA, en Aeroparque Jorge Newery.

Posterior a estos trabajo fue expuesto durante un tiempo en el Museo de la Industria de Córdoba y finalmente regreso al MNA cuando se habían terminado los trabajos del hangar "Ing. Francisco de Arteaga", en el aeroparque metropolitano de Buenos Aires. 
Institec Justicialista Rural y Pulqui I

En la actualidad el avión descansa en las nuevas instalaciones del Museo Nacional de Aeronáutica, en la base aérea de Morón, con un esquema de pintura prácticamente igual al original que era completamente roja con dos escarapelas a los lados del fuselaje, sin ningún tipo de identificación ni matrícula. 
El equipo de diseño en pleno, previo al primer vuelo: De izq. a der. Ing. Norberto Morchio; Eduardp Fernandez; Humberto Ricciardi (de uniforme pues estaba haciendo el servicio militar); Luis Mitchel y Enrique Cardeillac (en la cavina). 

Posteriormente se agregaron escarapelas en las alas y una pequeña bandera argentina a cada lado de la deriva. A partir de 1947 tuvo distintos esquemas de pintura con variaciones menores en el color y las identificaciones.





En los últimos tiempos fue expuesto en un stand de Tecnópolis, junto al Pulqui II, sin embargo este avión fue trasladados al Área de Material Río IV, donde permaneció en deposito. Finalmente fue enviado nuevamente al Museo Nacional de Aeronáutica para ser exhibidos en ocasión del evento de “Puertas Abiertas Morón Vuela 2014”” de la Base Aérea Morón con motivo de un nuevo aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, los días 09 y 10 de agosto de 2014.
El Pulqui I en Área de Material Río IV, listo para viajar a Morón (25-07-14)

El Pulqui I visto en el MNA, llego el 01-08-14 del Área de Material Río IV.

“Puertas Abiertas Morón Vuela 2014” en la Base Aérea Morón en un nuevo aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, los días 09 y 10 de agosto de 2014.