viernes, 27 de febrero de 2015

AERMACCHI MB-339AA – Matr. 4-A-117 – Bahía Blanca


Este modelo es una versión mejorada y actualizada desarrollado a partir del MB-326 según los nuevos requerimientos requeridos por la aviación militar italiana. El primer prototipo voló por primera vez el 12 de agosto de 1976. La “Aeronatica Militare Italiana” recibió en los años siguientes 102 unidades de este modelo.

A finales de los años 70s, el Comando de la Aviación Naval Argentino realizó un pedido por 10 aeronaves MB-339AA para sumarlo en la 1ª Escuadrilla de Ataque, con asiento en la Base Aeronaval Punta Indio, en la provincia de Buenos Aires, donde ya operaba ya con el modelo MB 326.

Los nuevos aviones fueron recibidos entre 1980 y principios de 1982 y poseían un destacado esquema de pintura de color naranja con una sección blanca, y se trataba de una versión especialmente desarrollada para la Argentina.

Esta aeronave en particular es el 4-A-117 y es identificado por la Armada Argentina con el número de DIMA (Dirección del Material de la Armada) 0768. Se trata del séptimo avión de los diez en arribar al país.  

La recuperación de las Islas Malvinas el 2 de abril, genero el despliegue de una buena parte de la dotación de aeronaves de la 1ra Escuadrilla aeronaval de Ataque. Diez MB-339 y seis MB-326 fueron repartidos en varias bases en el sur argentino dando cierta cobertura en caso de una reacción militar por parte de Chile.

Ante de este despliegue los MB-339 rápidamente reciben el camuflaje táctico compuesto por verde oliva y marrón claro retirando así los llamativos colores que poseían. Finalmente los aviones regresaron paulatinamente a Punta Indio, excepto los aparatos destacados en Río Grande que eran utilizados en tareas de patrullaje fronterizo.

Al hacerse evidente que los británicos intentarían recobrar las islas por la fuerza se decidió destacar un grupo de aviones para que opere desde el aeródromo de Puerto Argentino, en las Islas Malvinas. Por ello el 24 d abril de 1982 a las 09:45 hs despegaron desde Río Grande el 4-A-113 (Capitán de Corbeta Molteni) y el 4-A-116 (Teniente de Navío García Velazco) arribando a Puerto Argentino a las 11:15 Hs.

Primer aterrizaje de un MB-339 de Puerto Argentino. Foto COAN

El día 15 de Mayo se informó desde Puerto Argentino que la situación era favorable para el cruce de otra sección de aviones, luego del frustrado intento de cruce del día 06 de Mayo. Lo hicieron los 4-A-112 al mando del Teniente de Navío Crippa y el 4-A-115 con el Teniente de Navío Talarico, despegando de Río Grande a las 11:05 hs sumándose en Puerto Argentino al 4-A-116, ya que el 4-A-113 había sido destruido el día 03 de Mayo en proximidades de Puerto Argentino.

Por último el 26 de mayo se ordenó destacar tres MC-339, despegando desde Río Grande a las 12:45 hs el 4-A-110 con el Capitán de Corbeta Molteni, el 4-A-114 con el Teniente de Navío Giretti y el 4-A-117 con el Teniente de Corbeta Henry. Los tres MB-339 aterrizaron en Puerto Argentino a las 14:32 hs. para entonces los únicos aviones en servicio, ya que los 4-A-112 y 4-A-116 estaban sin servicio por motores fundidos por esquirlas y el 4-A-115 se encontraba con fallas eléctricas.

El día 28 de Mayo por la mañana el 4-A-117 cumplió su primera misión de combate al mando del Capitán de Corbeta Molteni acompañado del 4-A-114 pilotado por el Teniente de Corbeta Miguel. Realizaron una navegación rasante próximo al blanco, el cual consistía en apoyo a las tropas del Ejército, recibiendo la orden de regresar, ya que Puerto Argentino se había cerrado meteorológicamente. Aterrizaron allí bajo mínimo esperando la evolución de la meteorología.
MB-339 atacando al HMS Argonaut; pintura Carlos Garcia

A las 15:00 hs el tiempo mejoro y las mismas aeronaves con los pilotos asignados volvieron a despegar. Al llegar al área del objetivo el controlador de Fuerza Aérea informo la posición del blanco a batir, por lo que los aviones realizaron una corrida de cañones y cohetes.

Al salir de la corrida el Capitán de Corbeta Molteni observo el lanzamiento de un misil antiaéreo iniciando maniobras de evasión. En tanto el controlador le informaba que su numeral, el 4-A-114 había sido derribado. El 4-A-117 aterrizo en Puerto Argentino y el Capitán de Corbeta Molteni recibe la confirmación de que su numeral, el Teniente de Corbeta Miguel había fallecido en combate. Al día siguiente cae Puerto Darwin en poder de los británicos.

Los días pasaron y la situación de las aeronaves y su operatividad en el archipiélago se comprometían. El 30 de  mayo el 4-A-110 quedo fuera de servicio tras un ataque aéreo británico; sin embargo el personal de mantenimiento de la escuadrilla logra poner en servicio al 4-A-115. Finalmente se ordenó evacuar de las islas a las aeronaves que aún estaban operativas.

El 5 de Junio se concretó esta tarea realizándose el vuelo de regreso a Río Grande de los aviones 4-A-117 al mando del Teniente de Corbeta Henry y el 4-A-115 pilotado por el Capitán de Corbeta Molteni; en tanto el personal de mantenimiento lo hizo en varios cruces a bordo de aviones F 28 de la Armada. Los  MB-339 despegaron de Puerto Argentino a las 11:45 Hs y arribaron a Río Grande a las 13:14 hs.

Entre los días 6 y 7 de junio fue puesto en servicio el 4-A-110 planificándose su traslado al continente, sin embargo este no pudo ser concretado y el avión fue capturado por los británicos prácticamente en condición de vuelo. El 14 de junio cae Puerto Argentino siendo capturados como prisioneros un piloto y seis suboficiales mecánicos de la escuadrilla. La unidad concreto 4 misiones de combate (3 con dos aviones y una con un solo avión) volando 21,4 Hs sobre territorio malvinense, perdiendo dos pilotos y cinco aviones en acciones de combate.
Aviones capturados en Puerto Argentino

En 1984 sufrió un accidente mientras se realizaba una inspección dentro del hangar. En esas circunstancias se produjo la eyección accidental del asiento delantero, la cúpula atravesó y golpeó el techo del hangar sin que se produjeran víctimas; los efectos del motor cohete del asiento. Produjeron graves daños en la cabina del avión.

En estas condiciones fue almacenado siendo utilizado como fuente de repuestos para las otras aeronaves, esperando una futura recuperación, que nunca llegó. Poco después los demás MB-339, como se los conoció dentro de la Armada, también dejaron de volar por falta de repuestos, principalmente de sus motores Rolls Royce Viper ingleses, siendo descargadas oficialmente en 1985.

En 1996 A es entregado al patrimonio del Museo de la Aviación Naval (MUAN), llegando a la Base Aeronaval Comandante Espora seccionado en dos partes, sin motor ni equipamiento interno.  Allí fue rearmado por el personal de la Escuadrilla venida desde Punta Indio, con muchas partes faltantes que pasaban desde el motor, un alerón, varias tapas de acceso, los asientos Martín-Baker, las compuertas del tren de nariz, entre otros.

Las reparaciones necesarias duraron varios años; cabina fue “parchada” con masilla gris, la cúpula reemplazada, y de a poco fueron enviadas desde su antigua base de asiento los repuestos faltantes, permaneciendo en el hangar de restauración del Museo fuera de la vista del público en general.

Después de la venta a particulares de los aviones que se hallaba almacenado en un hangar de Punta Indio, se “libero” el stock de repuestos aún guardados y así se pudo completar el avión del museo, a mediados del 2002.

Los trabajos de recuperación se llevaron a cabo por el grupo de voluntarios del MUAN y el apoyo de varios suboficiales retirados; se consiguieron los cañones, sus carenados, así como y las demás piezas faltantes. Se pintó la parte afectada por el fuego y finalmente fue exhibido en el predio del museo ubicado a las afueras de la Base Aeronaval Cte. Espora, al lado del MB-326GB (4-A-106).

Las inclemencias climáticas hicieron lo suyo degradando la pintura a tal punto que para el año 2007, ya se podía observar el color original de fábrica con que había llegado al país (naranja, blanco y azul) en muchas partes del avión. 

Al cumplirse los 25 años del conflicto del Atlántico Sur, en mayo de 2007 se decidió su repintado, siendo nuevamente hangarado para recibir algunos retoques en su pintura, sobre todo las matrículas. Luego, en el mes de noviembre de ese año, al conseguirse los fondos necesarios, fue repintado totalmente en el camuflaje verde y arena.

Actualmente este ejemplar se encuentra en el mismo lugar en que se encontraba en muy buen estado, sin motor ni equipamiento interno, siendo el único que queda en el país luego de la venta de los demás ejemplares a particulares extranjeros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada