lunes, 24 de junio de 2013

JUNKERS Ju-52/3mW – Mat. T-158 – Morón

Fue parte del resurgimiento de la industria aeronáutica alemana luego de la Primera Guerra Mundial, prácticamente todas las aerolíneas de Europa contaron con el Ju-52 en sus inventarios.

El Ju-52, reconocible muy fácilmente por sus tres motores y su fuselaje de metal corrugado, que le daba mejor aerodinámica y sustentación, fue tal vez el aparato más versátil de su época y el más conocido de su familia.

En Argentina, en tanto, el 5 de septiembre de 1927 nace la AEROPOSTA ARGENTINA SOCIEDAD ANÓNIMA, volando inicialmente a Brasil, Paraguay y Chile. En el año 1929 comienzan con vuelos hacia la Patagonia Argentina.

El 2 de Febrero de 1937 por Decreto Nº 99.184, dictado por el general Agustín P. Justo, la Aeroposta debería “...sustituir dentro del año inicial el material de vuelo en uso, por aviones modernos que satisfagan las necesidades o conveniencias en especial a la seguridad, regularidad, celeridad y comodidad de ese servicio público”. Cabe destacar que Aeroposta utilizaba monoplanos Laté 28.

Cumpliendo con lo establecido en el apartado anterior, la Aeroposta suscribió un contrato con la firma alemana Deutsche Lufthansa Aktiengesellschaft por la compra inicial de tres Junkers Ju-52/3m. Los aviones, equipados con motores BMW Hornet de 625 HP, fueron matriculados y bautizados como LV-AAB Patagonia, LV-AAH Pampa y LV-CAB Quichua.

En setiembre de 1938 el Comando de Aviación de Ejército, a cargo de la línea aérea militar, finalmente aprobó la compra en Alemania, de cinco planeadores trimotores Junkers Ju-52/3m, provistos de un completo instrumental de navegación que incluía brújula a distancia, horizonte artificial, giro direccional giroscópico, piloto automático e instalación de radio, con capacidad para 17 pasajeros y un tripulante de cabina y que contaban con instalaciones sanitarias.

En abril de 1939, un adicional a la orden de compra autoriza la adquisición de 15 hélices metálicas tripalas tipo JU-Pak III para los cinco planeadores encargados el año anterior. Los primeros tres aviones arribaron a El Palomar en octubre de 1939. Los dos restantes, Nº 167 y 168 llegaron en 1941.

Los cinco aviones recibidos, fueron montados en la Fábrica Militar de Aviones, de Córdoba. Terminada la Segunda Guerra Mundial, el JU-52 fue una de las piedras fundacionales de la naciente Fuerza Aérea Argentina, creada en 1945.

Los aviones fueron asignados al Grupo de Observación Nº 1, en El Palomar, y cumplieron tareas de transporte de pasajeros y correspondencia bajo este Comando, inicialmente en las rutas aéreas  de LASO (Líneas Aéreas Sud Oeste) y desde 1943 en las rutas aéreas  de LANE (Líneas Aéreas Nor Este).

En 1945 se compraron diez aviones adicionales JU 52 a fin de cubrir las necesidades de transporte, (la Agrupación Transporte contó con ellos en su dotación a partir de 1946), La compra fue hecha a la empresa de bandera brasileña Cruceiro do Sul, quien los utilizó entre 1938-39. Inicialmente al servicio de Deutsche Lufthansa quien los incorporó entre 1934-35.

Para 1948 las plagas habían cesado, e incluso en la actualidad las mangas de langostas son fenómenos poco frecuentes y no tan grandes. Lamentablemente muchos pilotos y responsables de mantenimiento enfermaron debido a la frecuente manipulación de los insecticidas. Los Ju-52 fueron posteriormente cedidos al Ministerio de Agricultura, que los utilizó de manera preventiva para impedir posteriores invasiones de insectos.

Este ejemplar posee el Nro de serie 4043 y voló por primera vez en 1934 y fue identificado como D-3356 por Lufthansa a partir de noviembre de ese año. Posteriormente fue identificado con la matricula D-ABIS y bautizado en el “Grupo Condor” con el nombre de "Kurt Wolf". 
Junkers Ju-52 LV-ZBD (T-158) con matricula PP-CAX de la linea aérea Cruceiro do Sul

En 1934 fue transferido a la Línea Aérea Brasilera, Cruceiro do Sul, donde voló con matricula PP-CAX y fue bautizado como "Curupira".

El 8 de enero de 1946 fue incorporado a la recientemente formada Fuerza Aérea Argentina con matricula T-158 y bautizado como "Yapeyú", junto a otros 9 aviones similares. – En octubre de 1946 fue configurado como avión sanitario.

El 21 de diciembre de 1950 fue transferido al Ministerio de Agricultura y Ganadería siendo rematriculado como LV-ZBD, prestando servicio algunos años, regresando al servicio de la Fuerza Aérea Argentina. El 20 de julio de 1958 volvió al servicio del Ministerio de Agricultura y Ganadería nuevamente como LV-ZBD.

Finalmente ya veterano fue transferido al Museo Nacional de Aeronáutica el 18 de julio de 1963. 

Allí fue preservado representando al T-159 "Río Negro", con marcas de LADE (Líneas Aéreas del Estado). Posteriormente fue repintado y preservado como T-158 "Yapeyú"  con marcas de LADE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario